Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Petworth News

Durante más de un año, los inmigrantes de Estados Unidos, de hecho nuestra propia identidad como nación de inmigrantes, han sufrido una serie de ataques por parte del Gobierno Federal. Primero, la expiración innecesaria del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA). Luego, la terminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para cientos de miles de centroamericanos y la cruel separación de familias en la frontera. Y ahora, recientemente, las despiadadas redadas de deportación de ICE que conmocionaron violentamente nuestra ciudad. La administración federal actual se ha salido de su camino para atacar a nuestros vecinos inmigrantes y hacerlos sentir desagradables, incómodos e indignos.

Esto es vergonzoso.

En respuesta, estoy haciendo un esfuerzo conjunto para redoblar las políticas de nuestra ciudad santuario y reafirmar que todas las personas, independientemente de su estatus migratorio, son bienvenidas y dignas de protección en el Distrito de Columbia.

El Concejal Todd apoya a la comunidad de inmigrantes de DC en la Celebración del Mes de la Herencia del Inmigrantes del 5 de junio de 2018 frente al Centro Reeves. Foto cortesía de la oficina del Concejal Todd.

Es por eso que el mes pasado, me enorgulleció presentar la “Ley de Protección del Inmigrantes contra la Extorsión de 2018“. Esta legislación refuerza la ley de extorsión existente para incluir la amenaza de notificar a la policía sobre el estatus migratorio de una persona con un propósito extorsivo. El proyecto de ley tiene como objetivo proteger a los inmigrantes de ser aprovechados por empleadores o propietarios inescrupulosos que amenazan con informar a los agentes federales sobre el estatus migratorio de una persona si se niegan a cumplir con demandas como trabajar sin paga, trabajar por salario bajo de lo legal, por obligación contractual o pagando renta inflada.

Este tipo de comportamiento no es ético y debería ser ilegal.

Esta legislación de sentido común sigue leyes similares en los estados vecinos de Maryland y Virginia, así como en California y Colorado. Es una protección simple y efectiva para nuestra comunidad de inmigrantes que enfrenta una embestida de ataques federales y mucha retórica xenófoba.

El Concejal Todd se reúne con Ernesto Muyshondt, Alcalde de San Salvador, El Salvador el 19 de julio de 2018, para compartir su apoyo a los muchos habitantes del distrito 4 que originalmente provienen del El Salvador. Foto cortesía de la oficina del Concejal Todd.

Nuestros vecinos inmigrantes agregan diversidad, vitalidad y valor al distrito 4, el cual tiene las comunidades más grandes de latinos, africanos y caribeños que viven en el Distrito. Estoy completamente comprometido a construir  nuestro estatus de ciudad santuario, defender a nuestros vecinos inmigrantes y rechazar las políticas federales que van en contra de los valores de DC. Espero que me acompañen en la protección de las muchas comunidades de inmigrantes que suman a la gran diversidad del Distrito.